fbpx

Delincuentes robaron la caja del local del diseñador Jorge Ibáñez en el barrio de Recoleta

Delincuentes robaron la caja registradora del local del diseñador de modas Jorge Ibáñez en el bario porteño de Recoleta, al que ingresaron luego de forzar la puerta de acceso, informaron fuentes policiales.

Los ladrones escaparon instantes después, al activarse la alarma del local y ante la inminente llegada de la policía, y sin botín, ya que la caja estaba vacía.

El hecho sucedió esta madrugada, cerca de las 4, cuando un grupo de delincuentes forzó con una barreta primero una puerta reja y luego la de acceso al local situado en la calle Guido 1735, al lado de un edificio donde el pasado viernes tres delincuentes fueron detenidos tras robar en dos departamentos.

Según las fuentes, no bien ingresaron a la tienda de modas comenzó a sonar la alarma, por lo que los ladrones sólo arrancaron la caja registradora y escaparon, agregaron los voceros.

Al activarse al alarma, efectivos de la seccional 17 se encaminaron al lugar, aunque al llegar los ladrones ya habían escapado.

En diálogo con distintos medios de prensa, el diseñador Ibáñez contó esta mañana que cerca de las 4 de la mañana fue alertado del hecho y dijo que «por suerte no fue más que un susto».

«A las cuatro menos diez de la mañana me llaman de la alarma y me informan que habían entrado a mi local. Por suerte la alarma no sólo me avisó a mí, sino también a la policía, que vino rápidamente», expresó Ibáñez.

«Se llevaron la caja registradora que no tenía absolutamente nada, por la hora y porque era lunes», aclaró el modisto.

El diseñador dijo que al parecer es algo «bastante habitual» en la zona, ya que «están entrando a la madrugada y robando en los locales», y al respecto recordó el episodio ocurrido días atrás en el edificio lindero a su salón de modas, donde ladrones ingresaron a dos departamentos, aunque luego fueron detenidos.

«Y cuando estaban tomando mi declaración, informaron que otro local cercano había sido robado con el mismo procedimiento», contó Ibáñez.

«La sensación es de bronca e impotencia. Tengo todas las medidas de seguridad habidas y por haber, alarma, sensores, puerta cerrada con timbre para entrar al negocio. Más que eso creo que ya no se puede tener», concluyó.

El episodio es investigado por efectivos de la seccional 17, con jurisdicción en la zona.

Fuente: www.telam.com.ar

Compartir
error

You may have missed