fbpx

Michael Schumacher deja el hospital.

El alemán abandona el centro médico de Lausana donde estaba internado para continuar su proceso de recuperación en casa. «Queda un largo camino», asegura la portavoz de la familia.

Michael Schumacher ha abandonado el Hospital de Lausana, donde se encontraba internado desde el pasado mes de junio, para continuar en su casa de Suiza la recuperación del grave accidente de esquí que sufrió las pasadas navidades, y que le mantuvo casi seis meses en coma.

Según el comunicado hecho público por la familia del heptacampeón mundial de Fórmula 1, a Schumacher aún le queda «un largo y difícil camino en su proceso de rehabilitación». «Considerando las graves lesiones que sufrió, ha realizado progresos a lo largo de las últimas semanas y meses, revela Sabine Kehn, asistente de prensa del Kaiser.

Schumacher ingresó en el Hospital de Lausana el pasado 20 de junio procedente de otro centro médico en Grenoble. El traslado se produjo pocas horas después de que se confirmara que había salido del coma inducido en el que se encontraba desde el 30 de diciembre de 2013, fecha de su accidente de esquí.

Desde entonces, las informaciones sobre el estado de salud del piloto han llegado con cuentagotas. Las últimas, a principios del pasado mes de julio, cuando su mujer Corinna relató en un concurso de hípica que su marido «avanzaba lentamente» en su recuperación.

Diario ABC

Compartir
error

You may have missed