fbpx

Santafesinos en el vuelo que Maradona convirtió en escándalo

Funcionarios provinciales que volvían de la gira por Asia compartieron el avión con el Diez, quien tomó a su pareja del cuello en medio de una pelea. Hasta la mujer del gobernador trató de calmarlo junto a azafatas y otros pasajeros. El relato de Alberto Lotuf sobre lo sucedido.

Alto vuelo para el final de la gira asiática del gobierno santafesino. Es que los funcionarios y periodistas que regresaban al país compartieron el avión con Diego Maradona, quien protagonizó un verdadero escándalo al pelearse con su novia Rocío en el aire. El enfrentamiento llegó a un punto que hizo reaccionar hasta a la mujer del gobernador Bonfatti que le pidió al Diez que se calmara.

El periodista Alberto Lotuf, conductor de A Diario por Radio 2, viajaba en el vuelo controvertido. Aunque no fue testigo de la pelea que el Diego mantuvo con su joven novia, supo de parte de quienes viajaron con él a China que los gritos de ambos se escuchaban desde la clase Business. Según contó en De 12 a 14 (El Tres), los funcionarios locales debieron soportar los insultos que intercambió la pareja.

“Yo no lo vi pero sí los legisladores y la comitiva provincial. Me dijeron que durante la noche, fue un verdadero problema, que se escuchaban los gritos y que se vivió una escena cercana al pugilato”, señaló el periodista y conductor de Telenoche.

La situación se volvió tan violenta –según trascendió, Maradona tomó del cuello a su novia– que debieron intervenir las azafatas. También trató de poner paños fríos el propio comandante del avión. Otro intento lo hizo la pareja del gobernador Bonfatti, Silvia Troccoli, quien también integró la comitiva. Al parecer, la mujer se conmovió con la situación al punto que se dirigió al ex futbolista con un pedido: “Por favor, calmate”, le habría dicho.

Sin embargo, el Diez hizo oídos sordos a los ruegos de los pasajeros, que debieron traspasar la escena sin remedio. La “mala onda” del ex técnico argentino se evidenció también a la llegada al país, cuando arribó al aeropuerto y en medio de empujones, se negó a hablar con la prensa.

Compartir
error

You may have missed